Grant Thornton estrena nueva sede corporativa en Madrid

Haga click para ampliar

Grant Thornton consolida su crecimiento reciente estrenando una nueva sede corporativa en Madrid, concretamente en la conocida y emblemática Torre Castellana 81, asesorada por Cushman & Wakefield en un proceso de Workplace Strategy y alquiler del espacio. 

Este nuevo edificio representa el avance que la Firma de servicios profesionales ha experimentado en los últimos años, en los que ha duplicado su equipo en Madrid. 

Castellana 81 constituye, por tanto, un nuevo y privilegiado enclave para Grant Thornton en pleno corazón de la zona financiera y empresarial de la capital. Una zona que supone un paso adelante, con una ubicación mejorada y más representativa en el mercado. En ella continuarán prestando servicio más de 300 profesionales, de un total de 900 en toda España, procedentes de todas las líneas de negocio actuales, como son auditoría, consultoría, asesoramiento fiscal, legal y financiero. 

Alfredo Collar, Socio de Business Space Agencia Oficinas de Cushman & Wakefield comenta que “Grant Thornton ha sabido encontrar el equilibrio entre una zona consolidada como Azca, un edificio referente en Madrid como Castellana 81 y una estrategia de cambio pensada por y para el talento, a través de un proceso de Workplace Strategy en el que Cushman & Wakefield ha estado encantado de colaborar”. 

“Nuestra nueva sede ejemplifica a la perfección el salto que ha dado Grant Thornton en los últimos años. Abre una nueva etapa de crecimiento y expansión para nosotros en un entorno privilegiado. Castellana 81 es uno de los ejemplos más importante de la arquitectura contemporánea de oficinas y estamos convencidos de que va a ser un magnífico lugar para que nuestros profesionales sigan creciendo”, explica Alejandro Martínez Borrell, presidente de Grant Thornton. 

Una sede configurada por los profesionales de la Firma

Grant Thornton ocupará un total de tres plantas completas en el nuevo edificio a partir del otoño de 2018; un conjunto de más de 4.000 metros cuadrados, en cuya configuración ha sido clave la opinión expresada por todos los profesionales que trabajan en la Firma. 

Esas necesidades, recogidas a través de una encuesta interna, se tuvieron en cuenta incluso antes de que la consultora Cushman Wakefield, que ha asesorado a la Firma, buscase el edificio. Ese estudio de ocupación previo analizó cómo trabajan habitualmente los profesionales y el momento de negocio que atraviesa Grant Thornton. “Esta planificación previa nos ha permitido afinar el tiro y conseguir la ubicación idónea. Un nuevo edificio diferencial, como lo es todo nuestro equipo; por eso hemos tenido en cuenta sus preferencias y necesidades antes de decidirnos por él”, explica Fernando Beltrán, socio director de la oficina de Grant Thornton en Madrid.  

Lea la noticia completa en Expansión