España registra una inversión récord de 600 millones de euros en residencias de estudiantes de en 2017

Haga click para ampliar

Cushman & Wakefield ha hecho público el informe internacional “European Student Accomodation Guide” sobre la inversión en residencias para estudiantes. El informe, elaborado a partir de los datos de los principales países europeos, demuestra el interés inversor global por este tipo de activos alternativos, que aumentaron en Europa en 2017 un 29% respecto al año anterior, hasta los 13.600 millones. 

España destaca como uno de los países que ha experimentado un crecimiento más elevado en el último año, con operaciones por valor de 600 millones de euros, mientras que en 2016 se cerró en torno a los 50 millones de euros. Las cifras récord de 2017 responden a dos grandes operaciones; la venta del portafolio de Resa por parte de Azora a AXA, CBRE GIP y Greystar por 400 millones de euros (reportados), y la del portafolio de RIO por parte de Oaktree a GSA por 180 millones de euros. 

El mercado español, en fase de crecimiento, tiene actualmente una oferta de este tipo de activos alternativos aún escasa, en torno al 7%, pero con rentabilidades prime cercanas al 5,5%. El mercado dispone de un total de 93.000 espacios y está dominado, de momento, por pocos operadores privados, entre los que destacan Resa, Nexo Residencias, Collegiate, Residencias Campus, Mia Casa INN, TSH Camps y Tagaste.
 
España tiene un total de 1,5 millones de estudiantes, con un 15% viviendo fuera de sus residencias habituales y 113.000 que son estudiantes internacionales. 

Todo hace prever que la tendencia inversora en estos activos seguirá al alza en los próximos años. Según Reno Cardiff, socio y director de Capital Markets Business Space de Cushman & Wakefield, “en 2018 entrarán aún más fondos internacionales en España interesados en invertir en activos alternativos. Para la comunidad inversora, España es un mercado atractivo por la combinación de tres factores: el elevado nombre de universidades reconocidas internacionalmente, la capacidad de atraer estudiantes de todo el mundo y la escasez de alojamiento y de calidad para los estudiantes internacionales” ha afirmado Cardiff. 

Lea la noticia completa en EjePrime