ADP alquila un edificio corporativo en el 22@ de Barcelona

Cornerstone
Haga click para ampliar

ADP, líder internacional en servicios de externalización y de gestión de capital humano, consolidará inicialmente 400  asociados en el corazón de Poblenou, en la zona Parc Central – Diagonal.  La elección de un edificio sostenible refleja el compromiso de ADP con el bienestar de su personal y del entorno, además de los beneficios gracias a la mejora en eficiencia. 

El inmueble, de 6.800 metros cuadrados, forma parte del complejo Cornerstone en Poblenou, el primer edificio de oficinas LEED Gold en Barcelona. Cushman & Wakefield asesora en el alquiler y obras de implantación (Project Management).

Cornerstone es un proyecto realizado por el fondo británico Benson Elliot y su socio local, Bream Real Estate. El complejo está formado por tres edificios con 21.000 m2 y una plaza privada de unos 2.100 m2.  Además de ofrecer plantas diáfanas y eficientes, Cornerstone ha utilizado materiales de origen local, los usuarios disponen de duchas y vestuarios, carga gratuita para vehículos eléctricos y un sistema de iluminación inteligente DALI, todo como parte de su compromiso a la sostenibilidad.  

ADP, con sede central en EE.UU, será el primer inquilino del espacio. La empresa, cuyas unidades de negocio han estado distribuidas hasta ahora en  dos espacios, pasará a ocupar un solo edificio con el objetivo de ganar eficiencia operativa y económica, así como establecer los pilares para un fuerte crecimiento de su sede corporativa en España. 

Gregg Gilbert de Benson Elliot comenta: “Estamos encantados de abrir nuestras puertas a ADP y confirma nuestro compromiso de crear un proyecto que va más allá en comodidad para los usuarios que otros.” Según indica Javier Bernades, socio y director del departamento de oficinas e industrial en España de Cushman & Wakefield, “estamos orgullosos de haber podido satisfacer las necesidades de un cliente como ADP. Hemos elegido un espacio de gran valor en un momento en que escasea la disponibilidad de oficinas de calidad como éstas en Barcelona”.

La Vanguardia