Esclavitud y trata de personas en la actualidad

En Cushman & Wakefield estamos comprometidos a llevar a cabo nuestro negocio con la máxima responsabilidad y estándares éticos. Somos una de las empresas de servicios inmobiliarios líderes en España, con más de 227 personas que trabajan directamente para nosotros en dos oficinas repartidas por toda España. Nuestros clientes trabajan en los sectores público, privado y sin ánimo de lucro en España y por todo el planeta. 

Defendemos una tolerancia cero ante la esclavitud y la trata de personas. La política de Cushman & Wakefield prohíbe cualquier forma de trabajo forzado u obligatorio. Esta exige que los proveedores o distribuidores mantengan y promuevan los derechos fundamentales de las personas, según los cuales, las decisiones de negocio se basan en: la toma libre de decisiones, sin ningún tipo de trabajo forzoso o en prisiones, y en el rechazo absoluto al uso de castigos físicos o amenazas de violencia u otras formas de abuso físico, sexual, psicológico o verbal como métodos de disciplina o control.

Además, nuestra política nos obliga a respetar unos límites de edad de contratación estipulados por la ley o las normativas, así como la prohibición de que los niños realicen trabajos que los expongan a riesgos físicos excesivos que pudieran dañar su desarrollo físico, mental o emocional o bien afectar negativamente a sus necesidades escolares.

Dada la naturaleza de nuestro negocio, para Cushman & Wakefield el riesgo potencial se encuentra, principalmente, en nuestra cadena logística, bien a la hora de proveer servicios para llevar a cabo nuestro negocio, o bien ofrecer servicios a los clientes. Estos proveedores operan en numerosos sectores como el financiero, tecnológico, de la construcción, gestión de instalaciones, viajes y servicios. También trabajamos con otros profesionales, asesores, consultores o contratistas.

En aquellos aspectos de nuestro negocio en que consideramos que puede haber un mayor riesgo potencial de formas de esclavitud, empleamos varias medidas para reducirlo, a saber: 

  • el uso de cláusulas contractuales en contratos a proveedores que exigen la adhesión a nuestros estándares y políticas,
  • actuar con la debida diligencia con los proveedores para alertar de casos de esclavitud y trata de personas,
  • el requisito implícito o expreso con los proveedores de notificar cualquier infracción.

Hasta este momento, no hemos detectado ningún caso de esclavitud ni trata de personas en nuestro negocio o cadena de suministro. Mantenemos una línea de denuncia externa para que nuestros empleados, clientes y terceros puedan informar de casos sospechosos de esclavitud o tráficos de seres humanos en nuestro negocio o cadena de suministro.

Si recibiéramos notificación de un hecho de estas características, actuaremos de forma inmediata y con determinación. Esto puedo suponer trabajar con proveedores para sancionar incumplimientos, pero también finalizar los contratos de forma inmediata, así como informar a las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley u otros cuerpos tal y como corresponda.

De forma rutinaria recordamos y formamos a nuestro personal (y, cuando corresponde, también a los proveedores) en sus obligaciones, descritas en las políticas del Código de conducta de Legal & Compliance. Asimismo, solicitamos a nuestro Responsable de Risk & Compliance que trabajase junto a otros interlocutores de nuestro negocio para desarrollar una estrategia y enfoque de la formación acerca de esclavitud modernas y trata de personas. 

El principal impulsor de este programa es Oriol Barrachina Masip, nuestro Country Head. La dirección de Cushman & Wakefield solicitó al equipo de Legal, Risk & Compliance que controlase el cumplimiento de nuestras políticas al respecto. El Responsable de Risk & Compliance deberá informar asiduamente a sus responsables acerca del cumplimiento de nuestras políticas en este ámbito. 

Esta es la declaración de Cushman & Wakefield en España sobre la esclavitud y la trata de personas. Dicha declaración será renovada anualmente y  firmada en nombre de Cushman & Wakefield en España.

Oriol Barrachina Masip
Head of Spain