Notificación de cookies

Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más ágil y personalizado.

Al usar esta página web usted acepta el uso de cookies que figuran en nuestra notificación de cookies. Por favor, lea dicha notificación  para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y la manera de eliminar o bloquear su utilización.

Cushman & Wakefield asesora a Scopely en la búsqueda de su nueva sede corporativa, así como en su diseño y construcción

Haga click para ampliar

La compañía de videojuegos Scopely triplica  su presencia en Barcelona con una nueva sede y alquila un espacio de oficinas de 2.400 m2 en el barrio de  Sarriá – Sant Gervasi, en la zona alta de la Ciudad Condal

Scopely, compañía norteamericana dedicada al  entretenimiento interactivo y al desarrollo de videojuegos, trasladará en octubre su sede en  Barcelona a un espacio de 2.400 metros cuadrados (m2) en el barrio de Sarriá – Sant Gervasi. Las  nuevas oficinas, situadas en la zona alta, multiplican por tres la presencia de la empresa en la  Ciudad Condal.

Cushman & Wakefield ha asesorado a Scopely en la búsqueda de su nueva sede corporativa, así  como en su diseño y construcción, tal y como ya hizo con sus oficinas de Ronda Sant Pere hace  dos años. El objetivo del proyecto liderado por la consultora inmobiliaria es que el nuevo espacio  responda a las necesidades de desarrollo de la compañía.

El traslado de sede en Barcelona se debe al crecimiento de Scopely, que ha derivado en una  ampliación de la plantilla de la empresa. La compañía ocupará completamente los tres pisos del  edificio, en el que planea expandir aún más su equipo en áreas como ingeniería, diseño de  videojuegos, análisis de datos, servicios creativos y soporte al cliente, entre otras.
Scopely, fundada en 2011 y que desembarcó en Barcelona a finales de 2017, ha lanzado al  mercado videojuegos para móvil como Star Trek™ Fleet Command o Looney Tunes™ World of  Mayhem, entre otros. La empresa está registrando una expansión significativa en Europa.

Carlos Pueyo, Socio y Director de Project & Development Services de Cushman & Wakefield,  afirma que “Scopely buscaba un espacio emblemático que pusiese a sus empleados en el centro  de la organización. Las oficinas debían ser frescas, modernas, flexibles y tecnológicas. Además,  debían contar con espacios alternativos adecuados para llevar a cabo aquellas tareas del día a día  que permiten potenciar la creatividad y la innovación”.

Lea la noticia completa en El Periódico