Notificación de cookies

Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más ágil y personalizado.

Al usar esta página web usted acepta el uso de cookies que figuran en nuestra notificación de cookies. Por favor, lea dicha notificación  para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y la manera de eliminar o bloquear su utilización.

España mantiene el fuerte impulso en el desarrollo de la restauración de valor añadido

Haga click para ampliar

El nuevo contexto de desarrollo del consumo y de la experiencia en la restauración impulsan la demanda de espacio dedicado al segmento Food & Beverage (F&B). De hecho, Cushman & Wakefield detecta que los operadores de restauración organizada están pujando por locales tradicionalmente destinados a tiendas de moda en las mejores localizaciones de las ciudades. En paralelo, el negocio hotelero está reforzando su oferta y busca ofrecer restauración de calidad que vaya más allá de sus huéspedes.
En este contexto que España registró entre enero de 2017 y junio de 2018 más de 1.300 aperturas de nuevos restaurantes, según se desprende del informe Food & Beverage Retail España 2018 de Cushman & Wakefield. El estudio destaca que la Comunidad de Madrid es la que más aperturas registra, el 29% del total, seguida por Cataluña (16%) y Andalucía (13%).

El país encadenó en 2017 su cuarto año consecutivo de incrementos en la apertura de nuevos restaurantes, con un ritmo de crecimiento del 7%, según el estudio. El informe destaca que, entre 2013 y 2017, España registró más de 4.500 aperturas, y pone en valor el auge del segmento Fast Casual, que ya copa el 35% de las inauguraciones de nuevos establecimientos en el sector.

Aperturas food beverage

Como señala el informe, Madrid acogió el 29% de las nuevas aperturas de restaurantes en 2017, con un total de 287 establecimientos concentrados en las zonas Centro, Chamberí, Salamanca y Tetuán, seguida por Barcelona (16%), donde se abrieron 137 locales mayoritariamente en Eixample, Ciutat Vella, Sarrià-Sant Gervasi y Les Corts, y Comunidad Valenciana (13%).

El estudio pone también de manifiesto que el tamaño más habitual de local de restauración oscila entre los 200 y los 400 m2 y que la oferta es muy restringida a partir de los 400 m2. El informe detecta un gran interés por los locales de más de 600 m2 y destaca que las rentas de los alquileres han subido hasta un 40% en los últimos tres años.

El buen momento del consumo (100.500 millones de euros de gasto en restauración en 2017, un 5,2% más que el ejercicio precedente) y el potente desarrollo del sector empujan al alza la demanda de espacio inmobiliario retail, según destaca el informe. Esto se traduce en un aumento de las rentabilidades de los locales de restauración, que oscila entre el 3,55 y el 5%, en función del inmueble, de la zona en la que esté ubicado y del tipo de operador.
El concepto de restauración Fast Casual, con un ticket medio un 30% superior al del Fast Food, está marcado por una oferta equilibrada entre calidad y precio y es la opción que mayor crecimiento está registrando entre el público millenial, según el estudio. Los restaurantes de este segmento (La Tagliatella, Vips o Wagamama, por ejemplo) representaron el 35% de las nuevas aperturas en 2017, frente al 33% de las de Fast Food (Five Guys, McDonald’s o Pans & Company) y el 29% de las cafeterías y bares (Starbucks o Café & Té, por ejemplo).

Ignacio Acha, Director de Retail High Streets de Cushman & Wakefield, considera que “el mercado de Food & Beverage ha evolucionado, mejorado y creado nuevas tendencias”, y añade que “es nuestra obligación como asesores no solo evolucionar a la misma velocidad que el mercado, sino anticiparnos a los cambios”.

Lea la noticia completa en Cinco Días