Barcelona es la segunda ciudad europea en la que más crecen las rentas inmobiliarias en oficinas y logística

Haga click para ampliar

Ambas se disparan más de un 12% interanual en el tercer trimestre y el distrito de negocios de Madrid registra una subida del 3,8%, tras un informe de Cushman & Wakefield.

El mercado inmobiliario de Barcelona mantuvo entre julio y septiembre el impulso mostrado en los meses precedentes, gracias al respaldo de la demanda, y se situó como la segunda ciudad europea con mayor crecimiento de rentas inmobiliarias prime en los segmentos de oficinas y logístico. En el primero, el distrito de negocios (CBD) de la Ciudad Condal registró un incremento de rentas del 12,1% al cierre del tercer trimestre -frente al mismo periodo de 2017- y se situó en 25,5 €/m2/mes, un aumento sólo superado por Berlín Centro (+16,4%, 32 €/m2/mes). El CBD de Madrid, por su parte, arrojó una subida del 3,8%, hasta los 33,75 €/m2/mes, según los datos del estudio “The DNA of Real Estate” de Cushman & Wakefield correspondiente al tercer trimestre.

En lo que respecta al segmento logístico, Barcelona también fue la segunda ciudad europea en la que más crecieron las rentas prime en el tercer trimestre (+12,5% interanual, hasta los 6,75 €/m2/mes), sólo superada por Manchester, que se disparó un 25%. Madrid, por su parte, se mantuvo plana en tasa interanual y las rentas se situaron en los 5 €/m2/mes.

En retail high street, la calle Portal de L’Angel de Barcelona no registró incremento de rentas, pero mantuvo su estatus como la más cara de España (280 €/m2/mes) al cierre del tercer trimestre, seguida de cerca por Preciados, en Madrid (alza interanual del 1,9%, hasta los 270 €/m2/mes). La calle Vaci de Budapest lideró las subidas en Europa con un incremento del 16,7%.

Oriol Barrachina, Consejero Delegado de Cushman & Wakefield España, considera que “el alza de las rentas en Barcelona tiene un doble origen: por un lado, existe una demanda sólida por parte de empresas en crecimiento que no estaban en Barcelona y se instalan contratando espacio, y, por otro, por parte de aquellas compañías que ya estaban en la ciudad y que han crecido. Son empresas tanto nacionales como internacionales, especialmente internacionales y vinculadas a la nueva economía”.

“Lo anterior coincide con una etapa en la que la oferta no ha crecido lo rápido que tenía que crecer, lo que genera un desajuste entre oferta y demanda que presiona al alza las rentas”, afirma Barrachina, que prevé que “esta situación se estabilizará a corto-medio plazo en los próximos 18-24 meses, cuando comenzarán a salir nuevos proyectos -sobre todo en el distrito 22@- y se moderará este crecimiento”. “Pese a la subida, Barcelona aún cuenta con una ventaja competitiva en rentas entre las grandes ciudades del ámbito europeo. A igualdad de calidad de producto, las rentas siguen por debajo de otras grandes ciudades europeas como Madrid, Paris o Londres, entre otras”, añade el Consejero Delegado de Cushman & Wakefield España.

Lea la noticia completa en Expansión